viernes, 2 de octubre de 2009

TRATAMIENTO DEL DIENTE AVULSIONADO

La avulsión es la completa salida del diente de su alvéolo.
La frecuencia es del 1 al 16% de todas las lesiones traumáticas de los dientes permanentes.
La avulsión dentaria es la expulsión de un diente por una causa traumática como puede ser:
- La caída de una bicicleta.
- Un tropezón.
- Golpes a la altura de la base de la nariz ocasionados por juegos violentos.
- La práctica de algunos deportes sin protector bucal.

La avulsión puede ocurrir tanto en los dientes temporarios como en los permanentes.
Los incisivos centrales superiores son los más afectados y el grupo de edad donde ocurren con más frecuencia oscila entre los siete y los diez años.
La diferencia es el tratamiento, ya que los temporarios no se reimplantan.
Cuando ocurre la avulsión de un diente estamos ante una emergencia
Se debe actuar con tranquilidad y rapidez, de esto depende el éxito del tratamiento.
El diente debe ser reubicado dentro de los 30 minutos ya que tiene mayores posibilidades de reinsertarse con éxito.
En el tratamiento de la avulsión, el «mejor tratamiento» que se puede hacer a un niño es la reimplantación de su propio diente, pero la terapéutica ofrece grandes retos al profesional.
El mantenimiento del diente en la arcada va a depender de múltiples factores.
Los aspectos más importantes son los que se realizan inmediatamente antes del reimplante.
Por excelentes que hayan sido la ferulización y el tratamiento endodóncico, la reabsorción radicular es mayor si las células del ligamento periodontal estaban necróticas.

CONSECUENCIAS DE LA AVULSIÓN DENTAL
Al producirse la avulsión, el sistema de fijación del diente (ligamento periodontal y cemento) se lesionan. Además hay rotura del paquete vasculonervioso, con lo que la pulpa se necrosa.
Debido a las características de la lesión, tras el reimplante, los fenómenos biológicos que ocurren tanto en la pulpa como en el ligamento periodontal son importantes, y son los que van a decidir la conservación o la pérdida del diente avulsionado.

CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE EL TRATAMIENTO DEL DIENTE AVULSIONADO: El tratamiento de la avulsión es el reimplante.
Pero el porcentaje de éxito a largo plazo varía entre el 4 y el 70%, ya que va a depender de las condiciones clínicas específicas de cada caso en particular.
Los controles se realizarán dos veces por año por 3 años o más si es posible.
La ferulización de las luxaciones temporales no se realiza por diferentes razones:
1. Ocurre en niños menores de 3 años y no son cooperadores.
2. Las coronas clínicas son cortas y tratarlas con resina son difíciles especialmente por el sangrado.
3. El hueso es poroso y maleable.
Los factores clínicos a tener en cuenta son:
1) tiempo que lleva el diente fuera de la boca (período extraoral).
2) Estado del ligamento periodontal (medio de conservación) y
3) Grado de desarrollo radicular

PROTOCOLO DE MANEJO DEL DIENTE AVULSIONADO
I. MANEJO EN EL SITIO DE LA INJURIA:
· Reimplantar inmediatamente después de un lavado suave si es posible con HBSS.
· Si la reimplantación no se practica, guardar el diente en el mejor medio posible.
· El de preferencia es la HBSS, después la leche.
· El agua es el medio menos deseable para guardar los dientes.
II. MEDIOS DE TRANSPORTE:
a) Solución Salina Balanceada de Hank (HBSS).
b) Leche.
c) Solución Salina.

III. MANEJO EN EL CONSULTORIO: CITA DE EMERGENCIA.
· Colocar el diente en HBSS mientras se realiza el examen y se realiza la historia.
· La HBSS es capaz de presentar y reconstruir las células del PDL in vitro por más de 120 horas.
· Proporciona un medio ambiente químico y de protección mecánica.
· Preparar el alvéolo para reposicionar suavemente el diente.
· Preparar la raíz.
A. REIMPLANTACIÓN DEL DIENTE:
1. Si el tiempo extraoral en seco es menor de 1 hora, reimplantar inmediatamente luego de lavar con HBSS.
2. Si el diente ha sido almacenado en un medio fisiológico (HBSS, Leche) reimplante inmediatamente.
Este tratamiento se deberá realizar tanto para dientes temporales como para permanentes.
La decisión de reimplantar un diente temporal es tomada por el clínico, el cuál tendrá en cuenta una variedad de factores.
B. MANEJO DE LA SUPERFICIE RADICULAR:
1. Mantenga el diente húmedo todo el tiempo. (HBSS)
2. No manipule con los dedos la superficie radicular.
3. No raspe o bruña la superficie radicular o remueva el ápice de la raíz.
4. Si la raíz parece limpia, reimplante después de lavar con solución salina balanceada de Hank o Solución Salina.
5. Si la superficie radicular está contaminada, lave con HBSS o Solución Salina.
Si persisten los restos sobre la raíz, utilice suavemente un aplicador de algodón para remover los restos y/o suavemente quite los restos con una gasa.
Utilice la canasta de la HBSS para agitarla suavemente.
C. MANEJO DEL ALVÉOLO:
1. Suavemente aspire el alvéolo sin entrar en él. Si el coágulo está presente irrigue con Solución Salina.
2. No curetee el alvéolo.
3. No abra el alvéolo.
4. No realice colgajo quirúrgico a menos que el fragmento óseo evite la reimplantación.
5. Si el hueso alveolar esta colapsado, cuidadosamente inserte un instrumento entre el alvéolo y reposicione el hueso a su estado original.
6. Después de la reimplantación, comprima manualmente, las caras vestibulares y linguales óseas.
D. MANEJO DE LOS TEJIDOS:
Suture suavemente alguna laceración del tejido, particularmente en cervical.
E. FERULIZACIÓN. (Indicado en algunos casos):
1. Utilice resina con Nylon de 30 Libras.
2. La férula se dejará por 7 a 10 días: sin embargo, si el diente demuestra excesiva movilidad, la férula se deberá dejar hasta que la movilidad llegue a los límites aceptables.
3. Las fracturas óseas usualmente requieren mayores períodos de ferulización (2-8 semanas).

IV. CUIDADOS CASEROS DURANTE EL PERÍODO DE FERULIZACIÓN:
· No comer sobre el diente ferulizado. Dieta blanda.
· Mantenimiento de una buena higiene oral.
V. CONSIDERACIONES FARMACOLÓGICAS TERAPÉUTICAS:
A. Antibióticos sistémicos amoxicilina.
B. Referir al médico para vacunarse contra el tétano durante las 48 horas siguientes al trauma.
C. Enjuagues con clorhexidina.
D. Analgésicos Antiinflamatorios No Esteroides. (AINES).
VI. TRATAMIENTO ENDODÓNTICO:
A. Diente con ápice abierto y tiempo extraoral menor de 1 Hora:
1. Lavar con HBSS(solución salina balanceada de Hank).
2. Embeberlo en Doxiciclina (1 mg de Doxiciclina/20 mg de solución salina) durante 5 min.
3. Reimplante para intentar revitalizar la pulpa.
4. Ferulizar por 7-14 días.
5. Controlar al paciente cada tres-cuatro semanas para evidenciar patologías.
6. Si se observa alguna patología, limpie y obture el conducto con CaOH (Apexificación).
7. Antibioticoterapia.
8. AINES si es necesario.
B. Dientes con ápice abierto y más de 1 hora de tiempo extraoral en seco:
1. Remover el Ligamento Periodontal con curetas o Hipoclorito de Sodio.
2. Lave con HBSS.
3. Limpie el conducto.
4. Colocarlo en Solución de Acido cítrico al 50% por cinco minutos.
5. Lávelo con HBSS
6. Colóquelo en Fluoruro de Estaño al 1% por cinco minutos.
7. Lávelo con HBSS
8. Colóquelo en solución de Doxiciclina (1mg/20ml) durante 5 minutos.
9. Lávelo con HBSS
10. Limpie, seque y obture el conducto con gutapercha termoplastificada. (Coloque restauración sellando la apertura cameral).
11. Lávelo con HBSS (solución salina balanceada de Hank).
12. Reimplante
13. Férula semirígida por 7-14 días.
14. Vacuna antitetánica.
15. Antibioticoterapia.
16. AINES.
17. Control cada 3-4 semanas, para evidenciar patologías.
Si no se realiza el anterior protocolo de limpieza del conducto y obturación definitiva, se intentará la apexificación con Hidróxido de Calcio. A los dientes con completa formación radicular, se les realiza el tratamiento endodóntico de 7-14 días después de la reimplantación.
C. Diente con ápice parcial o completamente cerrado y menos de 1 hora de tiempo extraoral en seco:
1. Lave los dientes en HBSS.
2. Reimplante.
3. Férula semirígida de 7-14 días.
4. Remueva la pulpa de 7-14 días.
5.Hidróxido de calcio en polvo
6. Obture el conducto con gutapercha y cemento a base de Ca(OH)2 de 7 a 14 días posteriores al hidróxido de calcio.
D. Diente con ápice parcial o completamente cerrado y más de 1 hora de tiempo extraoral en seco:
1. Tratamiento endodóntico extraoral.
2. Cepille o curetee la raíz.
3. Lavar con HBSS
4. NaOCl por 5min. para retirar el tejido necrótico.
5. Lavar con HBSS
6. Acido cítrico para abrir los túbulos dentarios.
7. Lavar con HBSS
8. Doxiciclina por 5 minutos.
9. Lavar con HBSS.
10. Fluoruro de Estaño al 1% por 5 minutos.
11. Lavar con HBSS
12. Férula semirígida por 7-14 días.
13. Vacuna antitetánica.
14. Antibioticoterapia.
15. AINES
RESTAURACIÓN DEL DIENTE AVULSIONADO:
A. Recomendación de restauraciones temporales.

1. Oxido de Zinc Eugenol reforzado.
2. Resina
B. Recomendación de restauraciones permanentes:
1. Agente de unión a dentina.
2. Resina.

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES SOBRE LA PRIMERA CONSULTA Y TRATAMIENTO ODONTOLOGICO DE SUS HIJOS

El odontólogo es el profesional encargado de mantener la salud y curar las alteraciones que podamos tener en la boca y los dientes.
Una actitud positiva en los padres y una visita antes de que surjan problemas dentales facilitará la confianza y el acercamiento del niño a la consulta dental.
Los padres moldean la conducta de sus hijos, desde el momento en que nacen, por medio de un esfuerzo y un rechazo selectivo ante un comportamiento específico, con técnicas basadas en la disciplina y con el grado de libertad que le conciernen.
En los primeros años de vida, los niños aprenden de sus padres lo que deben y lo que no deben hacer.
Por lo tanto, son los mejores aliados para el odontólogo para poder educar al niño en los cuidados preventivos de salud bucal.
LA PRIMERA CONSULTA:
La primera visita al dentista debe hacerse entre 1 y 3 años de edad
La edad más común para examinar a un niño por primera vez es alrededor de los dos años de edad.
En esa etapa está por completarse la erupción de todos los dientes temporales.
Y es conveniente la primera revisión para asegurarse de que todo marcha bien tanto en el desarrollo de la dentición como en el crecimiento maxilofacial.
Y también para hacer las recomendaciones necesarias sobre la higiene dental y los métodos preventivos que existen para evitar las caries.
Los padres no deben esperar a detectar alguna alteración o a que el niño tenga dolor.
Ya que en esta visita el odontólogo no sólo tratará de modo precoz cualquier alteración sino que puede detectar algún problema que se pueda prevenir.
Es positiva una primera visita donde al niño no se le practique ningún tratamiento.
Ya que ayuda a que este inicie una relación cordial y confiada con el profesional de la odontología y en general con el cuidado de sus dientes.
A diferencia de lo que piensan muchos padres, los primeros dientes o dientes temporales, aunque luego sean sustituidos por los definitivos, deben tratarse cuando tengan caries ya que su infección puede producir alteraciones en el germen del diente definitivo que esta debajo.
Pueden suceder también problemas para el espacio de los dientes definitivos ya que una pérdida prematura de un diente hace que exista un hueco en la encía más tiempo del necesario con lo que los dientes vecinos pueden desplazarse y ocuparlo dejando al futuro diente definitivo sin espacio para erupcionar.
En la primera visita a la clínica dental los padres deben acompañar al niño y estar presentes durante la misma.
La importancia de la actitud de los padres: La actitud y comentarios de los padres ante las visitas al odontólogo son captadas rápidamente por los niños.
Por ello los padres tienen una gran responsabilidad en la imagen que el niño se haga de su primera visita al dentista.
El primer contacto con el odontólogo es muy importante para la futura actitud del niño ya que repercutirá en su comportamiento en sucesivas visitas a la consulta odontológica.
RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES:
Es frecuente observar, que el llevar por primera vez a un niño a valoración odontológica, causa mucha preocupación en los padres.
Las siguientes recomendaciones les ayudarán a ustedes padres, ha orientar, manejar y controlar de una mejor manera tal experiencia:
· Educar a su hijo que acepte el tratamiento dental, explicándole de una manera fácil los procedimientos dentales.
· No expresar miedos ni angustias personales al niño, sobre todo cuando platique algún tema relacionando con los tratamientos dentales.
· Evite hacer comentarios frente o cerca del niño, sobre experiencias dentales desagradables que usted haya tenido.
· Oculte sentimientos de ansiedad cuando lleve a consulta odontológica a su hijo.
· No utilice la Odontología como amenaza de castigo, para convencer a un niño sobre los tratamientos dentales no es necesario castigar al niño cuando presenta conducta de rechazo.
· No soborne a su hijo para que venga al dentista, siempre es mejor recompensarlo después de realizado el tratamiento, principalmente cuando ha presentado una conducta aceptable.
· Felicite o estimule a su hijo después de la visita al dentista, debe hacerlo sentir importante por su participación durante el tratamiento dental.
· Evite decirle al niño que cuando el doctor lo examine, no vaya a llorar, que tiene que aguantarse porque ya es un hombre.
· Debemos comprender que si el niño llora, esto será una reacción normal ante una situación desconocida, por lo cual puede estar temeroso, recordemos que es un niño y no un adulto, para cada edad hay palabras adecuadas que el profesional utilizará para tratar de calmar su ansiedad o temor.
· Nunca engañe al niño, le aconsejamos decirle que lo va a llevar al dentista y que el dentista es su amigo, que revisará sus dientes y si es necesario lo ayudará curando su molestia, para que se sienta bien.
· Si el niño tuviera algunas dudas que usted no pueda contestar, bastará que le diga que el dentista, su amigo, le explicará todo lo que sea necesario para que él esté tranquilo.
· Procure no prometer algún regalo a cambio de que se deje atender, esto no es una buena manera de motivación, por el contrario en lugar de prometer recompensas, debemos tanto padres como profesionales ayudar al paciente infantil a que comprenda o cuando menos tratar de que lo haga, que todo este proceso es con el único propósito de que él se sienta aliviado.
· Desde luego habrá que expresarle nuestra más efusiva felicitación por lo bien que ha superado esta etapa, y seguirlo motivando para crear en él un hábito en la importancia de su salud bucal.
· Finalmente le aconsejamos que sus comentarios y su actitud sea comprensiva y motivante, ya que esto dará al niño seguridad en su primera consulta dental.

MEDIDAS PREVENTIVAS EN ODONTOLOGIA

Las enfermedades de la boca se pueden prevenir.
Conociendo sus causas podemos evitarlas.
La boca cumple funciones vitales en los seres humanos.
Es el primer contacto con el mundo exterior, todos los nutrientes pasan por ella.
El dentista tiene un papel muy pasivo en esta historia, imaginemos que una enfermedad nos hiciera perder periódicamente una parte de nuestro cuerpo y sólo fuéramos al médico a que nos pusiera el trozo perdido.
Si consideramos que lo que estropea nuestros dientes es una enfermedad.
La odontología preventiva es la verdadera odontología médica.
La prevención tiene una dimensión pública fundamental.
La educación en estas medidas de cepillado correcto, de uso del hilo dental es mucho más efectiva en los niños que en los adultos.
Además es importante el conocimiento del papel del azúcar en la producción de la caries.
Y en este caso lo que hace daño no es la cantidad sino la frecuencia.
La saliva neutraliza la acidez de la placa al cabo de un rato, lo cual hace que cada toma de azúcar suponga un tiempo de actuación del ácido independientemente de la cantidad ingerida.
Estas normas básicas deben ser implementadas en programas de prevención que alcancen al máximo a toda la población.
El flúor, especialmente si se incorpora al esmalte en el tiempo de formación, aumenta la resistencia del mismo a la acción de la placa.
En el caso de los niños se puede disminuir notablemente el número de caries con la técnica del sellado de fisuras.
Se trata de la colocación en los surcos de las muela de resinas compuestas que impidan el depósito de placa en el fondo de los mismos
Los dientes se pierden fundamentalmente por dos causas: la caries y la enfermedad periodontal.
Al actuar sobre las causas responsables de este proceso estamos verdaderamente curando una enfermedad, no simplemente corrigiendo sus efectos.

LA HIGIENE BUCAL ES LA MEDIDA PREVENTIVA MÁS EFICAZ DURANTE LA PRIMERA INFANCIA.
¿COMO LIMPIAR LOS DIENTES DEL NIÑO?
De los 2 a los 5 años el niño completó su dentición y todos los cuidados se centrarán en la prevención y diagnóstico precoz de enfermedades dentarias y alteraciones en el sistema masticatorio que impidan el normal crecimiento y desarrollo de los maxilares.
El niño utilizará el cepillo dental para introducir el hábito de higiene.
Pero hasta los seis años el cepillado debe ser completado por los padres o adultos responsables.
Porque no tienen la capacidad motora suficiente para realizar una correcta eliminación de los microbios adheridos a los dientes.
Antes de la erupción dentaria limpiar los rodetes maxilares con una gasa o tela suave y limpia enrollada en el dedo índice.
Esta práctica puede continuar hasta la aparición de los primeros cuatro dientes.
Luego puede hacerse con dediles de látex o pequeños cepillos para niños.
El mejor lugar para la higiene de la boca es el lugar en que se cambian normalmente los pañales después del baño para incorporar la higiene de la boca a la del resto del cuerpo.
Es importante evitar alimentos que contengan alto porcentaje de hidratos de carbono, se adhieran a los dientes y sean de disolución lenta.
La higiene bucal en este período se realiza sin pasta dental, basta humedecer el cepillo con agua.
La limpieza más importante es la que se hace antes de dormir.
La pasta dental: A partir de los 3 años, si no ingieren pasta dental pueden utilizarse pastas dentales fluoradas que tienen comprobada acción anticaries. Debe colocarse en el cepillo muy poca cantidad, siendo suficiente el tamaño de una lenteja. Las tendencias actuales en cuanto al uso de fluoruros como preventivos de caries se centran en la aplicación de fluoruros locales en forma de pastas dentales de uso diario, buches diarios o semanales y topicación profesional de acuerdo al riesgo del paciente. La utilización de suplementos fluorados por ingesta cuando no existe Flúor en las aguas de consumo se reduce a su acción local en casos de niños con alto riesgo de enfermedad dentaria. Recordar que la caries dental es una infección producida por microbios que son transmitidos por los adultos al compartir cubiertos, soplar la comida, limpiar el chupete con su boca, probar la temperatura del biberón o besarlos en la boca
LA CARIES:
Es una enfermedad controlable.
La caries es una enfermedad infectocontagiosa que sufren las piezas dentarias (temporarias ó permanentes), en todas las edades, ambos sexos, todas las razas, todos los niveles socio-económicos y a nivel mundial.
La caries se desarrolla a partir de la "placa bacteriana":
PLACA BACTERIANA: bacterias + saliva + restos de comida
Es la placa bacteriana la principal causa de formación de caries, sarro e inflamación de las encías.
Tanto la caries dental, como la gingivitis (inflamación de las encías) son indoloras en sus estadios iniciales, por ello se requiere del control profesional cada 6 meses.
Para lograr controlarla debemos tener en cuenta las siguientes medidas preventivas:
· Higiene bucal para desorganizar las bacterias y alimentos adheridos a los dientes.
· Racionalizar la ingesta de hidratos de carbono a partir de los cuales los microbios generan ácidos que desmineralizan el tejido dentario.
· Utilizar fluoruros en pastas y tópicos para aumentar la resistencia del diente a la acción de los ácidos y controlar periódicamente de acuerdo al riesgo.
La Placa Dental: Debe ser eliminada mediante:
Cepillado dental:
El método más eficaz, sencillo y cómodo para eliminar placa bacteriana.
Con ello hacemos prevención evitamos las enfermedades más frecuentes causadas por la placa: caries y enfermedad periodontal. Veremos que la mayoría de sistemas que se utilizan para eliminar placa bacteriana se basan en un efecto mecánico, la placa es eliminada por arrastre o fricción de los diferentes sistemas usados. Independientemente del cepillado, existen dentífricos y colutorios para combatir la placa bacteriana. En el cepillado suele utilizarse dentífricos, aunque hay técnicas que no lo aconsejan (como veremos más adelante).

Dentífricos y colutorios:
Los dentífricos son conocidos como pastas de dientes y desde antaño se han usado para contribuir a la limpieza de los dientes.
Otros métodos: Los espacios interdentarios y las caras de las piezas dentarias que están en contacto, acumulan mucha placa dental y es difícil eliminarla con el cepillo dental.
Por ello disponemos de otros instrumentos como:
· Seda o Hilo dental.
· Cepillos interdentales.
.Palillos.
.Conos o estimuladores de goma.
.Irrigadores.
· Cepillos eléctricos

EROSIÓN DENTAL:
Es una lesión producida por los ácidos de la dieta que provoca la pérdida irreversible de los tejidos dentarios.
En la actualidad esta lesión ha aumentado por los cambios producidos en las dietas y el mayor consumo de jugos y bebidas ácidas.
Los ácidos cítrico, fosfórico y otros contenidos en las bebidas de consumo frecuente son responsables de esta lesión que puede ser particularmente destructiva en los niños si los jugos son ingeridos en mamadera, por períodos prolongados y cercanos a la hora del sueño.
De acuerdo a la evidencia científica, la frecuencia con que se ingieren puede ser crítica en el proceso de erosión.
A la hora de acostarse, el biberón solo debe contener agua.
Recordar que para evitar la erosión dental, los jugos y gaseosas no deben ser administrados con frecuencia. Beberlos preferentemente durante las comidas.
Prevenir es poner en práctica un conjunto de conocimientos, medidas y actitudes lo más precozmente posible.

DISFUNCION DE LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR:
La mejor prevención de la disfunción temporomandibular es el control de los factores contributivos.
· Maloclusiones dentarias: tratamientos de ortodoncia.
· Muelas del juicio incluidas: extracciones quirúrgicas
· Bruxismo (hábito de apretar o rechinar los dientes): control del hábito diurno y placa de descarga nocturna
· Ansiedad, estrés, depresión: relajación, psicoterapia, tratamiento psiquiátrico y farmacológico.
· Hábitos posturales: modificación de los hábitos posturales.
· Alteraciones del sueño: estudio y tratamiento.
En la promoción de la salud se motiva el papel activo del paciente, que deberá preocuparse por mantener una
higiene bucodental óptima.

DENTICION TEMPORAL Y DENTICION DEFINITIVA

El desarrollo dentario del diente es un conjunto de procesos muy complejos que permiten la erupción de los dientes por modificación histológica y funcional de las células embrionarias.
Los dientes superiores se sitúan en el hueso maxilar y los inferiores en la mandíbula.
Se ordenan siguiendo lo que se conoce como arcadas dentales, éstas suelen tener una forma más o menos redondeada u ovalada.
El hombre presenta dos denticiones:
· Primera dentición (Dentición de leche o caduca)
· Segunda dentición (Dentición permanente).





PRIMERA DENTICION
Llamada también como dentición temporal o dentición caduca.
Comúnmente denominada dentición de leche.
Se empieza a formar a las 6 o 7 semanas de vida intrauterina.
Normalmente empieza a hacer erupción en la boca del niño alrededor de los 6 meses de edad.
Generalmente a los 3 años los 20 dientes temporales han hecho su erupción.
Existiendo 10 dientes en la arcada superior (2 incisivos centrales, 2 incisivos laterales, 2 caninos, 4 molares de leche) y 10 en la arcada inferior.
Cada diente debe de salir a una determinada edad, aunque variaciones de 6 meses a 1 año pueden considerarse normales.
La adecuada secuencia de erupción y la correcta posición de estos dientes en las arcadas tendrá una importancia decisiva en el desarrollo de la cara del niño.

Generalmente en la Dentición Temporal pueden observarse espacios entre los dientes, que permitirán posteriormente el alojamiento correcto de la dentición definitiva de mayor tamaño.

La función de estos primeros dientes es:
- Preparar el alimento para su digestión y asimilación en etapas en las que el niño está en máximo crecimiento.
- Sirven de guía de erupción: Mantienen el espacio para la dentición permanente.
- Estimulan el crecimiento de los maxilares con la masticación.
- Fonación: los dientes anteriores intervienen en la creación de ciertos sonidos.

ALTERACIONES MÁS FRECUENTES DE LA DENTICIÓN TEMPORAL: Tenemos:
· Caries: deberán ser obturadas, salvo inminente recambio, de forma similar a las obturaciones de los dientes permanentes.
· Traumatismos: serán tratados mediante la reconstrucción de la pieza o con un mantenedor de espacio si se precisa
· Malposiciones y alteraciones de tamaño, número, forma, color y estructura de los dientes: requerirán ortodoncia funcional.

CUIDADO Y CONTROL DE LA DENTICIÓN TEMPORAL:
Debe incluir los siguientes aspectos:
· Cepillado, lo más correcto posible
· Aplicación de flúor, mediante pastillas o en colutorio según el caso.
· Colocaci6n de selladores de fisuras, para prevenir caries.
· Control de la dieta, evitando azúcares, alimentos pegajosos, etc.
· Revisiones periódicas al dentista.


SEGUNDA DENTICION
· Conocida como dentición permanente o definitiva.
· Generalmente la Dentición Permanente comienza a aparecer a los 6 años, con la erupción de los dos incisivos centrales inferiores.
· A los que seguirán los primeros molares, a partir de este momento los dientes de leche irán siendo sustituidos por los permanentes en muy variables combinaciones.
· Hasta que, sobre los 12 o 13 años, termine la erupción permanente, con la aparición, en las arcadas, de los caninos y los segundos molares “de los 12 años”.
· No obstante, la erupción de la dentición permanente aún no estará terminada hasta la aparición de los molares “del juicio”, que aparecerán entre los 18 y 20 años, aproximadamente.
· Una vez terminada la erupción permanente, podremos reconocer en la boca de un adulto normal: 16 piezas en la arcada superior (2 incisivos centrales, 2 incisivos laterale5, 2 caninos, 4 premolares y 6 molares) y 16 piezas dentarias en la arcada inferior.

· Funciones de los diferentes tipos de dientes definitivos son:
Según la forma de la corona y por lo tanto su función, hay cuatro tipos de dientes:
· Incisivos (8 piezas): dientes anteriores con borde afilado. Su función principal es cortar los alimentos.
· Caninos (4 piezas): con forma de cúspide puntiaguda. Su función es desgarrar los alimentos.
· Premolares (8 piezas): poseen dos cúspides puntiagudas. Facilitan la trituración de los alimentos.
· Molares (12 piezas): cúspides anchas. Tienen la misma función de los premolares.

ALTERACIONES MÁS FRECUENTES DE LA DENTICIÓN PERMANENTE:
De tamaño: macrodoncias y microdoncias.
De número: agenesias o supernumerarios.
De forma: dientes siameses.
Del color: tetraciclinas.
De la estructura: amelogenesis imperfecta.
Por caries, enfermedad periodontal, traumatismos, malposiciones, etc.

CUIDADO Y CONTROL DE LA DENTICIÓN PERMANENTE:
Comprenderá los mismos aspectos que la dentición temporal.

MAL POSICION DENTARIA

Para comprender las diferentes maloclusiones debemos conocer la oclusión normal.
Una malposición dentaria es cuando uno o varios dientes están situados en posición anormal.
La malposición dentaria conlleva que las piezas dentarias superiores e inferiores no articulen, encajen o engranen con normalidad, y por tanto es causa de maloclusión dentaria.

Las maloclusiones dentarias se clasifican según sus causas:
Dentarias.
Esqueléticas.
Funcionales y
Mixtas.

Gracias a los estudios cefalométricos podemos saber el tipo de maloclusión con exactitud.
El origen de las maloclusiones dentarias es la malposición de los dientes, siendo normales las bases óseas (maxilar superior y mandíbula).
En las maloclusiones óseas el defecto está en las bases óseas.
Pueden ser debidas a falta o exceso de crecimiento de los maxilares y a una malposición del macizo craneofacial.

Las maloclusiones funcionales se deben generalmente a una alteración en la dinámica mandibular por alteraciones musculares que conduce a una oclusión dentaria anormal.

La OCLUSIÓN DENTARIA normal tiene unas características comunes a la mayoría de los humanos. Tenemos 16 piezas dentarias en cada arcada.
En posición de máxima intercuspidación (PIM), que es cuando las piezas dentarias tienen los máximos contactos dentarios en posición de cierre, cada pieza dentaria articula con dos piezas antagonistas, excepto los incisivos centrales inferiores y los últimos molares superiores que articulan solamente con su pieza antagonista.
Debido al mayor tamaño de los incisivos superiores, éstos resaltan sobre los inferiores cuando ocluyen con ellos.

Todas las piezas superiores están más distalizadas que las inferiores.
Por ejemplo, el canino superior está más atrás que el inferior y articula en PIM con el canino inferior y con el primer premolar inferior.

¿PORQUE TENGO MALOCLUSION?
Puedes haberla heredado. Por ejemplo, si tu padre tiene los dientes grandes y tu madre los maxilares pequeños, puedes haber heredado los maxilares pequeños para alojar a los dientes grandes, produciéndose problemas de apiñamiento por falta de espacio.

Existen hábitos perjudiciales como:
Chuparse el dedo.
Respirar por la boca.
Morderse las uñas o el labio.
Empujar la lengua contra los dientes.
Morder objetos extraños (lápices, ganchos, pipas, etc.) que pueden producir maloclusión.

Esto ocurre porque la presión constante sobre los dientes y maxilares pueden poco a poco producir deformidades y desviaciones en los mismos, ya que ellos no son tan inmóviles como parecen.

TIPOS DE MALOCLUSION:
En ortodoncia básicamente hablamos de tres grupos de maloclusiones, estos grupos son: clase l, clase II, y clase III.

MALOCLUSIÓN DE CLASE I:
Cuando existen malposiciones dentarias y la relación molar es de normoclusión, decimos que tenemos una maloclusión de clase I.
Las maloclusiones de clase I suelen ser dentarias, las relaciones basales óseas son normales y en general los problemas dentarios suelen estar en el grupo anterior.
Podemos encontrar en la clase I diferentes posiciones dentarias, como son:
· Apiñamientos.
· Espaciamientos
· Mordidas cruzadas anteriores y posteriores
· Modidas abiertas
· Caninos elevados
· Malposición individual de una o más piezas dentarias
Los apiñamientos son cuando los dientes no caben en la arcada dentaria, en general por falta de espacio
Los espaciamientos: es cuando los dientes presentan diastemas (separaciones), por tanto no hay puntos de contacto, debido a que hay mayor longitud de arcada que material dentario.
Las mordidas cruzadas anteriores es cuando los incisivos superiores se encuentran en PIM ocluyendo al revés, los bordes incisales superiores se apoyan en las caras linguales de los incisivos inferiores.
A nivel posterior, los molares superiores en condiciones normales sobresalen a los inferiores, cuando sucede al revés decimos que tenemos una mordida cruzada posterior, que igualmente es muy frecuente en las clases III.
Las mordidas abiertas es cuando hay en PIM contactos de las piezas posteriores y no hay contactos a nivel anterior.
Este tipo de malposición dentaria no es solo típica de la maloclusión de clase I, podemos encontarla en casos graves de maloclusiones esqueléticas.
A nivel posterior podemos encontrar una mordida abierta posterior, hay contacto anterior en máxima intercuspidación y no en el segmento posterior.
Los caninos elevados no es más que un apiñamiento debido a la falta de espacio y por ser los últimos en erupcionar en la arcada superior.
La malposición dentaria de una o más piezas puede ser muy variable, nos fijaremos siempre en la relación molar para hacer junto al estudio cefalométrico el diagnóstico de la maloclusión.

MALOCLUSIONES DE CLASE II:
Se llaman también distoclusiones, ya que la posición de máxima intercuspidación, el primer molar permanente inferior ocluye a distal del superior, o sea está más retrasado.
Las maloclusiones de clase 2 se subdividen a su vez en dos:
· División 1
· División 2
Ambas tienen solo en común la distoclusión, veremos que la posición dentaria es totalmente diferente.
La maloclusión de clase 2 división 1 se caracteriza por ser una distoclusión y además presenta casi siempre:
·Gran resalte de los incisivos superiores. El maxilar superior suele estar adelantado y la mandíbula retruída, solo la cefalometría nos dará con exactitud la discrepancia ósea.
·Puede haber mordida abierta anterior
·Las arcadas son estrechas de forma triangulares y por tanto son frecuentes los apiñamientos dentarios.
·Los incisivos superiores pueden descansar sobre el labio inferior.
La maloclusión de clase 2 división 2 es una distoclusión que se caracteriza por:
- Gran sobremordida vertical
- Vestibuloversión de los incisivos laterales superiores
- Linguoversión de los incisivos centrales superiores
- Suelen ser arcadas dentarias amplias, cuadradas.
- Suelen tener la curva de Spee muy marcada

MALOCUSIONES DE CLASE III:
Se llaman mesioclusiones, debido a que el primer molar inferior está más a mesial que el superior cuando los maxilares están en máxima intercuspidación.
Se suelen caracterizar por:
·Mesioclusión
·Mordida cruzada anterior y puede haber mordida cruzada posterior.
·En general mandíbulas grandes y maxilares superiores pequeños.
·Se llaman progenies y prognatismos mandibulares.
·Son maloclusiones hereditarias.
Tenemos que diferenciar las clases 3 verdaderas de las funcionales o falsas, éstas son falsas maloclusiones debido a que se produce un adelantamiento de la mandíbula en el cierre, la relación céntrica se modifica al encontrar alguna interferencia dentaria y para conseguir el PIM, la mandíbula debe realizar un desplazamiento anterior. Se les llama también pseudoprognatismo.

LA PERICORONITIS

¿QUE ES LA PERICORONITIS?
Es un proceso infeccioso agudo caracterizado por la inflamación del tejido blando que rodea el diente retenido.
Otros autores: Definen la pericoronitis como la infección de la cavidad pericoronaria del molar del juicio y de sus paredes, siendo el más frecuente de los accidentes infecciosos.
ETIOLOGÍA: Es producida por:
1) Crecimiento bacteriano activo en un medio ideal, que es el espacio de tejido blando que cubre la corona del molar.
2) Irritación traumática de la mucosa que cubre el molar inferior, por las cúspides del molar superior, vitalidad disminuida de los tejidos e invasión de microorganismos, también la erupción del tercer molar superior, en su intento de entrar en articulación, traumatiza los tejidos blandos del tercer molar inferior durante los movimientos mandibulares.
LOS MICROORGANISMOS FRECUENTES EN LA PERICORONITIS:
Son mas frecuentes: Los estafilococos grampositivos, que al envejecer algunas células, se convierten en gramnegativos, caracterizándose por ser esporulados, anaerobios y saprofititos, bacilos fusiformes y espirilos.
FORMAS DE PRESENTACIÓN DE LA PERICORONARITIS
Los agentes infecciosos bucales se desarrollan en el espacio pericoronario, en uno de sus recesos, la mucosa adyacente opone a la infección sus reacciones de defensa habituales, cuando el proceso defensivo no es capaz de controlar la agresión se exacerba la pericoronitis, presentándose de diferentes formas:
a) Pericoronitis aguda congestiva o serosa.
b) Pericoronitis aguda supurada.
c) Pericoronitis crónica.
Por ser los terceros molares los que más frecuentemente presentan estos síntomas describimos a continuación sus manifestaciones clínicas.
a)Pericoronitis aguda congestiva o serosa:
Se caracteriza por acentuados a la masticación, que puede irradiarse a la faringe o la rama ascendente de la mandíbula, mucosa por detrás del molar eritematosa, cubre una parte de la corona del molar y lleva a veces la presión de la cúspide del molar antagonista, la palpación de la región es dolorosa y puede sangrar a la menor presión, puede palparse una adenopatía simple en la cadena ganglionar submandibular, que se localiza por debajo del ángulo mandibular en los terceros molares en brote.
La evolución de la pericoronitis aguda congestiva o serosa es variable.
Espontáneamente o bajo el efecto de un tratamiento se atenúa; los dolores desaparecen primero y después, mas lentamente, aparecen otros signos inflamatorios locales.

b)Pericoronitis aguda supurada:
Se manifiestan dolores mas intensos que se irradian a amígdalas, oído y hacen desviar el diagnostico, por la atipicidad de la sintomatología.
La región retromolar es turgente, el eritema se extiende hacia la faringe y al pilar anterior del velo del paladar, aparece trismo o limitación a la apertura bucal de poca intensidad, disfagia, puede revelar un infección mas grave que se confirma por examen endobucal, la palpación es mas dolorosa y la presión encima del capuchón mucoso y el diente provoca la salida de una pequeña cantidad de pus, presencia de adenopatía en la cadena ganglionar submandibular dolorosa a la palpación.
La evolución es similar a la de la forma congestiva o serosa, puede aun regresar, aunque es mas raro; las recidivas se separan por periodos de acalmia (disminución de dolor) variables, y el paso a la forma crónica es frecuente.
Aunque la pericoronitis, tiene el peligro de ser el punto de partida de una complicación infecciosa mas grave: celular, mucosa, ganglionar u ósea.

c)Pericoronitis crónica:
Los síntomas mas atenuados son las algias (dolor) retromolares intermitentes.
A veces se acompañan de trismo o limitación a la apertura bucal ligera y pasajera, pueden cursar con ausencia absoluta de síntomas o pueden ser estos pocos manifiestos, como halitosis marcada, faringitis de repetición, gingivitis tórpida, adenopatía crónica o absceso periamigdalinos unilaterales.
El diente esta cubierto de una mucosa eritematosa y edematosa sensible a la presión que a veces deja salir una o dos gotas de serosidad purulenta bajo el capuchón.
Un signo muy típico de la pericoronitis crónica es la faringitis unilateral, intermitente y recidivante.
Si la corona del molar no esta bien liberada la pericoronitis tiene todas las posibilidades de reproducirse o de evolucionar de modo crónico.
Es más raro en el maxilar, donde los dientes encuentran menos dificultades evolutivas, también menos grave la posición de declive del orificio de comunicación, que al drenar mejor la infección pericoronaria limita los peligros de las complicaciones.
MANIFESTACIONES CLÍNICAS COMUNES
La pericoronitis tiene manifestaciones clínicas comunes, independiente de su forma clínica de presentación, las mismas serán descritas a continuación:
* Se observa en la infancia, la niñez y en los comienzos de la edad adulta, de 20 a 30 años de edad y más frecuente en zona de terceros molares inferiores.
* Dolor punzante.
*Tejido pericoronario enrojecido y edematoso.
*La inflamación se extiende a los tejidos blandos adyacentes.
*Amigdalitis y absceso peritonsilar o faríngeo.
*Puede observarse presencia de pus.
*Dificultad a la masticación.
*Presencia de trismo o limitación a la apertura bucal.
*Halitosis.
*Disfagia.
*Toma del estado general (escalofrío, hipertermia o fiebre)
*Linfadenopatía cervical con mayor frecuencia en la cadena submandibular, ganglios dolorosos y endurecidos.
DIAGNOSTICO:
Confección de la Historia clínica.
Examen clínico.
Exploración de los síntomas.
Cultivos y antibiogramas.
Imagenologico( Rayos X periapicales y oclusal, lateral oblicua de mandíbula y panorámica)

TRATAMIENTO:
Los principios en el tratamiento de las pericoronitis que se instauraron desde los orígenes de la humanidad, fueron la utilización de piedras, lancetas de madera, etc.

Para su drenaje, siguen aun vigentes en la actualidad, solo que la técnica ha mejorado.
Los pilares básicos considerar en el tratamiento de las infecciones odontógenas se concretan en dos: Tratamiento medicamento y el tratamiento quirúrgico.

TRATAMIENTO MEDICAMENTOSO:
Uso de antimicrobianos, analgésicos, antisépticos, antiinflamatorios.
Lavado profuso con solución salina.
Colutorios con antisépticos débil (clorhexidina 0.02 %), peroxido de hidrogeno al 3% o perborato de sodio.
Aplicación de anestésicos que permiten la exploración y el desplazamiento del tejido blando subyacente.

TRATAMIENTO QUIRURGICO:
Incisión y drenaje.
Eliminación del saco u opérculo (operculectomía) con bisturí o electrocirugía.
En este caso el tratamiento se aplicara si el tercer molar esta ubicado en posición vertical, clase I, posición A.
Exéresis de la pieza dentaria cuando su posición es paranormal.
Los objetivos a conseguir con el tratamiento consisten en:
* Restablecer la salud del paciente y
* Evitar la aparición de secuelas y complicaciones
PRONOSTICO: Favorable.

ENFERMEDAD PERIODONTAL Y OSTEOPOROSIS

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD PERIODONTAL?
Es una enfermedad que afecta a las encías y a la estructura de soporte de los dientes.
La bacteria presente en la placa causa la enfermedad periodontal.
Si no se retira, cuidadosamente, todos los días con el cepillo y el hilo dental, la placa se endurece y se convierte en una substancia dura y porosa llamada cálculo (conocida como sarro).
Las toxinas, que se producen por la bacteria en la placa, irritan las encías.
Las toxinas provocan que las encías se desprendan de los dientes y se forman bolsas periodontales, las cuales se llenan de más toxinas y bacteria.
Conforme la enfermedad avanza, las bolsas se extienden y la placa penetra más y más hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye. Eventualmente, el diente se caerá o necesitará ser extraído.

ETAPAS DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:
Salud.- Color rosa coral, la encía rodea firmemente al diente, no sangran.
Existen muchas formas de enfermedad periodontal.
Entre las más comunes se incluyen las siguientes:
·Gingivitis: Es la forma menos severa de la enfermedad periodontal.
Las encías son rojas, inflamadas y sangran fácilmente(Sangrado al cepillado o al sondaje)posible mal aliento y gusto.
Normalmente hay poca, incomodidad en esta etapa.
La gingivitis es reversible si es tratada profesionalmente y con un buen cuidado oral en casa.

·Periodontitis leve:

Si la gingivitis no es tratada, puede progresar hacia una periodontitis.
En esta etapa empieza a destruir el hueso y el tejido que sostienen a los dientes.
Sangrado más pronunciado e hinchazón en las encías, las encías comienzan a despegarse de los dientes, mal aliento y gusto, bolsas de 3-4 mm de profundidad

-Periodontitis moderada:
Los dientes se ven más largos debido a la retracción, pueden desarrollarse abscesos, mal aliento y mal gusto.
Los dientes pueden comenzar a moverse y a mostrar espacios, bolsas de 4-6 mm de profundidad.
·Periodontitis avanzada:
Se desarrolla si las primeras etapas de la enfermedad pasan desatendidas.
Esta es la forma más avanzada de la enfermedad en donde ocurre una extensa pérdida de hueso y tejido.
La movilidad dentaria puede incrementarse.
Mal aliento y mal gusto constantes, Sensibilidad dentaria debido a la exposición de las raíces, Bolsas mayores a 6 mm, Pueden perderse algunos dientes
·Periodontitis juvenil Localizada (PJL): Ocurre en adolescentes y se caracteriza por la rápida pérdida del hueso alrededor de los dientes permanentes. Los jóvenes con PJL forman muy poca placa dental o sarro. La periodontitis juvenil generalizada es considerada una enfermedad de adultos jóvenes, aunque puede iniciarse cerca de la pubertad. Se caracteriza por inflamación marcada y fuerte acumulación de placa y sarro. Las bolsas se pueden formar alrededor de los dientes afectados, llenándose de infección. Si no es tratada oportunamente, la infección puede conducir a la pérdida de hueso, lo que hace que los dientes se aflojen.

SÍNTOMAS Y SEÑALES DE ALERTA:
En ocasiones la enfermedad periodontal puede progresar sin ningún síntoma ni dolor.
Durante una revisión dental regular, el dentista busca señales de la enfermedad periodontal, que pueden ser tratadas antes de que avance.
Los síntomas y señales de alerta son:
·Encías blandas, inflamadas o rojizas.
-Sangrado al cepillarse o al pasar el hilo dental.
·Encías que se desprenden de los dientes.
-Dientes flojos o separados.
·Pus entre la encía y el diente.
-Mal aliento continuo
·Cambio en la forma en la que los dientes se encajan al morder
·Cambio en el ajuste de dentaduras parciales.

PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:
Un cepillado apropiado dos veces al día, así como hilo dental diariamente ayudarán a prevenir la enfermedad periodontal.

Una limpieza profesional, cada tres o seis meses, realizada por un dentista o un experto en higiene dental removerá la placa y el sarro en áreas difíciles de alcanzar.
Durante una revisión dental regular, el dentista o el experto en higiene inspeccionará las encías y el espacio entre el diente y la encía para descartar la enfermedad periodontal.
Si las señales de la enfermedad han progresado hasta un cierto punto, el dentista aconsejará que el paciente visite a un periodoncista, dentista que se especializa en el tratamiento de la enfermedad periodontal.

¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?
Es una disminución de la masa ósea y de su resistencia mecánica que ocasiona susceptibilidad para las fracturas.
La osteoporosis afecta a 1 de cada 5 mujeres de más de 45 años y a 4 de cada 10 de más de 75.
Es la principal causa de fracturas óseas en mujeres después de la menopausia y ancianos en general.
La osteoporosis no tiene un comienzo bien definido y es el primer signo visible de una fractura de la cadera, la muñeca o de los cuerpos vertebrales que originan dolor o deformidad.

¿CUAL ES SU CAUSA?
A partir de los 35 años se inicia la pérdida de pequeñas cantidades de hueso.
Múltiples enfermedades o hábitos de vida pueden incrementar la pérdida de hueso ocasionando osteoporosis a una edad más precoz.
Algunas mujeres están predispuestas a la osteoporosis por una baja masa ósea en la edad adulta.
La menopausia es la principal causa de osteoporosis en las mujeres, debido a disminución de los niveles de estrógenos.
La pérdida de estrógenos por la menopausia fisiológica o por la extirpación quirúrgica de los ovarios, ocasiona una rápida pérdida de hueso.
Las mujeres caucásicas y asiáticas, tienen una menor masa ósea que los hombres.
La pérdida de hueso ocasiona una menor resistencia del mismo, que conduce fácilmente a fracturas de la muñeca, columna y la cadera.
Una mayor probabilidad de desarrollar osteoporosis se relaciona con:
-Menopausia precoz, natural o quirúrgica.
-Consumo del alcohol o cafeína.
-Tabaquismo.
-Períodos de amenorrea.
-Algunos medicamentos como el uso prolongado de córticoesteroides.
-Procesos como enfermedad tiroidea, artritis reumatoide y problemas que bloquean la absorción intestinal de calcio.
-Dieta pobre en calcio por períodos prolongados, especialmente durante la adolescencia y la juventud.
-Vida sedentaria

DIAGNÓSTICO: Se puede medir la masa ósea, y por tanto su disminución en el adulto, con técnicas de densitometría o de tomografía computadorizada cuantitativa.

TRATAMIENTO:
El mejor tratamiento de la osteoporosis es la prevención.
Una ingesta adecuada de calcio y el ejercicio físico durante la adolescencia y la juventud, puede incrementar el pico de masa ósea.
El consumo adecuado de calcio y de vitaminas durante la madurez es esencial para la salud del hueso.
En situaciones de menopausia precoz, las mujeres deben tomar estrógenos para prevenir la pérdida post-menopáusica de hueso; se debe de añadir un progestágeno si el útero está intacto.
El tratamiento hormonal sustitutivo requiere un estricto control ginecológico y una cuidadosa selección de pacientes.
Las mujeres post-menopáusicas con baja masa ósea o osteoporosis establecida y que tengan contraindicación para el tratamiento hormonal sustitutivo, los Bifosfonatos (Alendronato o Etidronato) y la Calcitonina, son medicamentos efectivos para prevenir la pérdida de hueso.
El caminar y los ejercicios de extensión de la columna pueden estabilizar o incluso incrementar ligeramente la masa ósea y mejorar el balance y la fuerza musculares, previniendo caídas y fracturas. Las fracturas vertebrales deben tratarse inicialmente con reposo, analgésicos, lumbostato y rehabilitación.

OSTEOPOROSIS Y PÉRDIDA ÓSEA DENTAL
La pérdida sistemática de masa ósea se ha sospechado que sería un factor de riesgo para la pérdida ósea dental, incluyendo pérdida del proceso alveolar asociado con infección periodontal.
Estudios recientes en osteoporosis demuestran por medio de absorciometría de fotón dual (DEXA) en mujeres postmenopáusicas con osteoporosis sistemática, que existe una correlación directamente con una disminución de la densidad ósea dental y a nivel del maxilar.
En revisión reciente sobre la composición ósea dental se sugiere que la densidad mineral de la mandíbula se hace a expensas de hueso cortical correlacionada con el antebrazo y la maxilar por hueso trabecular similar a la de columna lumbar.
Existe evidencia en estudios de Densidad Mineral Ósea (DMO) en el ámbito mandibular en relación con la pérdida dentaria al aumentar la edad, siendo mayor en las mujeres que en los hombres y en los casos de osteoporosis sistemática existía una buena correlación con una disminución del anillo residual en pacientes con pérdida dentaria.
La etiología de infección bacteriana de la enfermedad periodontal está bien establecida, pero la pérdida ósea oral asociada con osteoporosis puede ser importante en la creación de un huésped susceptible a la enfermedad dental.
Muchos de los factores tales como el cigarrillo, que predispone a los pacientes a osteoporosis también los predispone a la pérdida ósea alveolar.
Las mujeres mayores tienen mayor riesgo de osteoporosis y pérdida ósea oral.
Con la osteoporosis la prevalencia de periodontitis aumenta con la edad.
Investigadores sugieren que el aumento de la reabsorción del hueso en el maxilar y en la mandíbula contribuye a que el hueso de soporte del diente sea susceptible a enfermedad periodontal y por esto la enfermedad periodontal es una manifestación temprana y patognomónica de osteoporosis.

EL FLUOR EN ODONTOLOGIA

El flúor es una sustancia que ayuda a que los dientes estén más duros y fuertes.

El flúor existente en el agua de beber, en la pasta de dientes, en tabletas o aplicada ayuda a prevenir las caries o picaduras.

En algunos lugares, en donde el agua contiene de manera natural flúor, los niños tienen pocas caries.

El nivel ideal de flúor en el agua potable es de 1ppm (una parte por millón) o sea 1g por millón de gramos (1,000 litros).

¿QUÉ ES EL FLUORURO? El ion fluoruro proviene del elemento flúor.
El fluoruro, aplicado de forma tópica en los dientes erupcionados, o ingerido por vía oral (fluoruro sistémico) durante el desarrollo de los dientes, ayuda a prevenir las caries, fortalecer el esmalte dentario y reducir los efectos perjudiciales de la placa.

También hace que toda la estructura del diente sea más resistente a las caries y fomenta la remineralización, que ayuda a reparar las caries tempranas antes de que el daño pueda notarse.

APLICACION DE FLUOR PARA PREVENIR LA CARIES:
El flúor se puede ingerir por vía sistémica o se puede aplicar localmente sobre la superficie de los dientes.

FLUORURO TÓPICO (Flúor en contacto directo sobre la superficie del diente):
Lo encontramos en:
Productos con concentraciones elevadas de fluoruro (por ejemplo, dentífricos y enjuagues bucales), Barnices fluorados y Geles tópicos aplicados por un dentista u otro profesional de la salud bucal, o recetados como parte del régimen en el hogar (especialmente para personas con alto riesgo de desarrollar caries)
En los niños mayores de tres años, la única forma de aplicación tópica de flúor por parte de los padres suele ser el empleo regular de una pasta dentífrica fluorada.
Los menores de tres años cuyos dientes tienen defectos estructurales que los ubican en el grupo de alto riesgo de caries, o los lactantes que ya han sufrido caries graves (caries del biberón) pueden recibir aplicaciones tópicas adicionales por parte de los padres o del odontólogo en forma de un preparado concentrado.

Entre los ejemplos de agentes concentrados para la aplicación tópica de flúor tenemos:
El flúor fosfato acidulado al 0,5% (APF) y el fluoruro estañoso al 0,4% (SnF2) en gel.
Los geles de fluoruro estañoso son más adecuados para los niños más pequeños, ya que este preparado equivale a 25% del APF al 0,5%.
Hay que cepillar los dientes del niño con una pequeña cantidad de gel todos los días a la hora de acostarse.
También hay que enseñarle a que escupa la saliva y la pasta, además de no permitir que coma ni beba durante unos 30 minutos.
Suelen utilizarse preparados de fluoruro de sodio al 0,2% para uso semanal o quincenal y a menor concentración (0,05%) para uso diario.
El enjuague debe durar aproximadamente un minuto y después debe desecharse.
No se recomiendan para niños menores de 6 años por el peligro de deglución, aunque sí se puede aplicar el producto sobre las superficies dentarias mediante un algodón.
Otra forma de aplicación tópica de flúor son los geles o barnices de alta concentración de aplicación profesional tras una profilaxis dental.
Por lo general, el gel de fluoruro de fosfato o de sodio se aplica cada seis meses en cubetas de poliestireno desechables durante 4 minutos.

FLUORURO SISTÉMICO (flúor ingerido): Lo encontramos en:
· En suministros de agua públicos y privados.
· En los refrescos, en el té, en complementos dietéticos.
· En algunas clases de agua embotellada
Una vez ingerido, el aparato gastrointestinal absorbe el fluoruro sistémico y lo distribuye y deposita en todo el cuerpo a través de la sangre.
La fluorización de las aguas de consumo es un método eficaz, económico y práctico para la prevención de la caries. Una solución alternativa de la que se tiene una experiencia considerable en varios países es la adición de flúor a la sal doméstica.
Los complementos de flúor en la dieta son una fuente opcional de este elemento cuando el nivel de flúor sistémico no es óptimo.
Para los pacientes más pequeños que tienen dificultad para masticar o deglutir las tabletas, se recomiendan los preparados líquidos.
Para obtener efectos tópicos y sistémicos, los complementos de flúor deben permanecer en contacto con los dientes antes de ser deglutidos.
Se debe motivar a los niños mayores a masticar las tabletas y remover la pasta entre los dientes o permitir que se disuelvan en la boca antes de deglutirlas.

¿QUIÉN DEBE RECIBIR SUPLEMENTOS DE FLUORURO?
· La Academia Estadounidense de Odontopediatría (American Academy of Pediatric Dentistry) recomienda que los niños entre 6 meses y 16 años ingieran alguna forma de fluoruro por día.
Las fuentes más comunes son el agua potable (no embotellada) y las pastas dentales con fluoruro.
El médico o el odontopediatra de su hijo determinará si su niño no está recibiendo suficiente fluoruro y puede recetarle suplementos.
Los suplementos se presentan en gotas o pastillas administradas por vía oral.
· La cantidad de fluoruro recetada se basará en la edad del niño y la cantidad de fluoruro presente en el agua potable.
· Según la Academia Europea de Dentistas Pediátricos, en niños de 6 meses a 2 años debemos cepillarles los dientes con una pequeña cantidad de pasta dentífrica que contenga “una baja concentración de flúor”.
· Entre los 2 y 6 años, el dentífrico debe tener menos de 500 ppm.
· A partir de los 6 años ,la pasta debe contener de 1000 a 1.450 ppm
¿QUÉ RIESGOS PARA LA SALUD SE ASOCIAN CON EL USO DE FLUORURO?
En general, el consumo de fluoruro es seguro.
Los riesgos asociados con la fluorización normalmente se limitan al uso inadecuado o a un exceso de concentración.
Para evitarlos:
Evite beber agua demasiado fluoradas, ya que los dientes pueden decolorarse y el esmalte dentario puede presentar un aspecto manchado o moteado (fluorosis dental).
Evite ingerir dentífricos u otros productos de higiene dental.
Los niños son particularmente vulnerables a la fluorosis dental ya que sus dientes en desarrollo son más sensibles a los niveles altos de fluoruro.
Donde no existe agua potable, tal vez un método bueno y barato es que se hagan buches o enjuagues semanales en la escuela.
Cada niño recibe 10 ml. de la solución en cada vasito.
Todos los niños lo colocan en la boca haciendo buches durante un minuto, para lavar la superficie de cada diente.
Si no hay reloj podemos contar lentamente de 1 a 60.
Después todos los niños escupen, no deben tragar la solución; por eso es bueno que los niños aprendan y practiquen a hacer buches con agua natural, antes de recibir la solución. Al terminar los buches, no deben tomar agua ni comer por 30 minutos.
En donde el agua potable contiene menos de 0.3 ppm de flúor (menos de 0.3 gr por 1,000 lts), podemos fortalecer los dientes de los niños dando en casa comprimidos o gotas en la siguiente dosis:
0 a 2 años — 0.55 mg. de fluoruro de sodio.
2 a 4 años — 1.1 mg. de fluoruro de sodio.
4 a 12 años — 2.2 mg. de fluoruro de sodio
El flúor también se encuentra de manera natural en los alimentos.
La mayor parte de los alimentos del mar tienen grandes cantidades de flúor.
Por ejemplo: Si tomamos pescaditos pequeños de los que se consumen enteros, es mejor porque el flúor se localiza principalmente en los cartílagos.
También las hojas de té negro, las cebollitas, yerbabuena, albahaca son ricas en contenido de flúor.

PREVENCION EN BOCA DE TODOS

Las enfermedades de la boca se pueden prevenir. Conocemos sus causas y podemos evitarlas. La odontología preventiva es la verdadera odontología médica.
La odontología preventiva, parte de la odontología, es el estudio o la ciencia que se encarga de la promoción de la salud bucodental para evitar problemas como la caries o enfermedades periodontales, previniendo complicaciones o intervenciones más invasivas sobre el paciente.

PREVENCIÓN DE LA CARIES:
La caries dental es posiblemente la enfermedad más frecuente.
Si la caries no se trata a tiempo, habrá problemas para comer adecuadamente porque produce dolor, y éste también puede afectar el sueño.
Además, las infecciones en la boca (la caries es una infección en el diente), pueden dañar al resto del organismo.
La caries dental es una enfermedad fácil de prevenir, de tal forma que podemos evitar su aparición tanto en niños como en adultos.

Hay cinco pilares para la prevención de la caries a cualquier edad:
1)Eliminación de la placa bacteriana mediante una correcta higiene oral.
2)Dieta e hidratación adecuadas.
3)Uso de fluoruros.
4)Aplicación de selladores.
5)Revisiones en el dentista cada 6-12 meses.

ELIMINACIÓN DE LA PLACA BACTERIANA MEDIANTE UNA CORRECTA HIGIENE ORAL:
Los cuidados necesarios para una buena higiene oral dependen de cada paciente.
Por ejemplo, la manera de cuidar la boca de un bebé no es igual que la de un señor de 30 años.
Por ello también existen multitud de armas preventivas para combatir la placa bacteriana y el desarrollo de la caries.
Pero sí hay una pauta común: el objetivo es eliminar la placa bacteriana y los restos de alimentos que puedan ser sustrato para la misma.
La técnica reina para ello es el cepillado dental.
Desde el momento en el que aparecen los dientes en la boca son susceptibles de caries.
A partir de la erupción del primer diente, cuando conviene empezar a hacer cepillado.
Para los niños existen cepillos especiales, mucho más pequeños y más suaves.
El cepillado debe realizarse después de cada comida.
En bebés, o en ancianos totalmente edéntulos, conviene utilizar una gasa húmeda para frotar las encías y retirar restos de alimentos y placa dental.
Cuando se utilizan prótesis removibles es muy importante cepillar éstas con un cepillo que no sea el mismo que se utiliza para cepillar los dientes que quedan en boca (si los hubiera).
Se puede utilizar un cepillo dental especial para dentaduras: un cepillo dental duro o un cepillo de uñas, además de sumergir la prótesis al menos una vez a la semana en un antiséptico como la clorhexidina al 0.2%.
Las fibras del cepillo deben pasar por todos los recovecos de los dientes.
Para la limpieza entre dientes (espacios interproximales) puede utilizarse el hilo o seda dental.
Si hay mucho espacio entre los dientes puede ser conveniente utilizar un cepillo interproximal.
Como complemento a las técnicas básicas de higiene dental (cepillado y seda dental) existen métodos que son correctos pero nunca deben sustituir a los primeros:
- Pasta dental (da buen sabor y puede tener sustancias que favorezcan la salud dental y gingival, pero no es clave para un buen cepillado).
- Utilización de colutorios con sustancias antisépticas (que eliminan superficialmente los microbios y mantienen la boca más limpia, pero que es conveniente que no se utilicen durante periodos largos de tiempo excepto por prescripción del dentista).

DIETA E HIDRATACIÓN ADECUADAS:
Una dieta adecuada es de gran importancia para la prevención de la caries, en varios sentidos:
· Buen aporte de nutrientes: es necesario para la formación de unos dientes sanos y fuertes frente a la caries. Ya desde el embarazo repercute en la salud oral una dieta variada y rica en todos los nutrientes, incluyendo los minerales.
· Evitar abuso de la ingesta de dulces: los hidratos de carbono o azúcares son buenos y necesarios dentro de una dieta variada, pero se debe intentar no abusar de ellos.
· Es aún más importante la forma en la que se toman: Tomados con otras comidas son mucho menos cariógenos que si se toman aislados, por lo tanto deben evitarse los dulces entre comidas o justo antes de acostarse. Y en cualquier caso, si se comen dulces, hay que cepillarse.
Es preciso aquí mencionar un par de aspectos con respecto a la alimentación en los primeros meses de vida del niño, que evitarán una gran afectación por caries (caries rampantes del biberón); son:
- No mojar el biberón o el chupete en azúcar, miel o similares, así como tampoco echar éstas en el contenido del biberón (agua, leche o zumos de frutas naturales).
- Evitar el contacto prolongado de la tetina del biberón con los dientes.
- No se tiene que quedar el biberón toda la noche colocado en la boca.
· Mantenimiento de la saliva: La saliva es un agente protector anti-caries de origen natural y está compuesta en un 99% por agua, de ahí la importancia de beber abundante agua a lo largo del día.

USO DE FLUORUROS:
El objetivo de la utilización del flúor es intentar dar más resistencia al diente contra la caries. El flúor supone un aporte mineral para los tejidos duros del diente.
Cuando el flúor se añade a la composición de los cristales del esmalte los hace más fuertes contra el ataque ácido.
El flúor se aplica mediante compuestos fluorados, que a su vez pueden ser por vía oral (ingeridos) o tópicos (acción local sobre los dientes en la boca).
Para la vía oral existen comprimidos de flúor, y para la vía tópica destacan las pastas dentales, los colutorios para enjuagarse o los productos de uso profesional (geles, barnices).
Los comprimidos fluorados tienen su principal indicación en niños con riesgo de caries que aún no han desarrollado la capacidad de enjuagarse la boca sin tragar líquido.
A partir de aproximadamente los 6 años, los niños ya han desarrollado la capacidad de enjuagarse y no tragar, de modo que pueden empezar a utilizarse colutorios de flúor.
Éstos pueden ser de aplicación diaria o semanal: La aplicación diaria suele ser más conveniente, pues tiende a hacerse con más rigor, es decir, se hace un hábito fácilmente y no se olvida.
El flúor puede ser tóxico cuando se ingiere a altas dosis, e incluso a dosis no tóxicas pero sí más altas de lo recomendado.
Puede ocasionar alteraciones en los dientes si éstos se están formando (tales como manchas, rugosidades). Por eso es importante ajustar bien la dosis de los comprimidos y no ingerir el colutorio de flúor.
El flúor se recomienda más frecuentemente en niños, pero hay situaciones y pacientes concretos, que pueden beneficiarse mucho de su utilización, independientemente de su edad (por ejemplo, para la caries de cuello y radicular en adultos).

APLICACIÓN DE SELLADORES:
Los selladores son para prevenir la caries que pueda formarse en los surcos y hoyos propios de la anatomía de los dientes.
A veces estos surcos son muy estrechos y profundos, de modo que son espacios muy difíciles de limpiar en los que hay más riesgo de caries.
El material para el sellado de fosas y fisuras de los dientes es inicialmente un fluido, de composición similar a la del material blanco para empaste, que se extiende con facilidad y se inserta en las irregularidades de la superficie dental.

REVISIONES EN EL DENTISTA CADA 6-12 MESES
Las revisiones periódicas sirven para detectar posibles nuevas caries y para controlar dientes con caries en tratamiento.
El diagnóstico precoz de las lesiones de caries hace posible ofrecer más soluciones (y generalmente más fáciles y más baratas) que cuando aquéllas se detectan en estadios avanzados.
El pronóstico de un diente tratado de caries será mejor cuando es tratado tempranamente.
La visita al dentista es una buena forma de asegurar la salud dental frente a la caries.

Y RECUERDE QUE: Una boca sana facilita nuestra relación con el mundo que nos rodea, ya que es uno de los elementos más útiles que tenemos cuando recién nacemos y durante nuestra vida, para descubrir la consistencia y textura de las cosas y además nos permite hablar y realizar distintos gestos y sonidos con los que nos comunicamos con las demás personas. Una boca sana es el reflejo de un cuerpo sano y de una persona bien integrada en la sociedad. Cuide la salud de su boca, visite al odontólogo por lo menos dos veces al año.